23 sept. 2011

5 malas prácticas de Relaciones Públicas en las gacetillas de prensa

Muy bien, estamos en plena campaña de Relaciones Públicas y queremos comenzar a enviar gacetillas a todas partes. Esta es una buena estrategia, siempre y cuando tengamos en cuenta estas 5 malas prácticas y las evitemos a toda costa. Si quieres tener una buena relación con los periodistas a los que envías las gacetillas, entonces sigue leyendo.

La relación entre periodistas y relacionistas públicos es siempre muy frágil. Ya hemos definido las diferencias entre periodismo y RRPP y ahora nos toca trabajar en conjunto. Si deseas irritar lo menos posible a nuestros colegas y que tu gacetilla salga publicada, mejorando así la imagen de tu compañía, entonces evita esta 5 malas prácticas.



Malas prácticas de Relaciones Públicas.

Si no has leído el post "¿Qué quieren los periodistas?", te instamos a hacerlo antes de continuar con este artículo. Allí encontrarás datos de interés y recursos para organizar el lanzamiento de una gacetilla de prensa de forma efectiva. Puedes encontrarlo aquí: "Gacetillas de prensa: ¿Qué quieren los periodistas?".

Ahora bien, si ya has leído ese post (o simplemente quieres pasar a las malas prácticas), entonces continuemos. Para que nuestra imagen no se vea manchada y lograr que esas benditas gacetillas de prensa se difundan y publiquen, entonces hay 5 cosas que no debemos hacer:

  1. No dejar a nadie en casa. Para los periodistas, no hay nada peor que recibir una gacetilla de prensa, levantar el teléfono para llamar al responsable y no encontrar a nadie. Es muy importante que tengamos a alguien listo para dar más información luego de enviar una gacetilla.
  2. Dar vuelta las noticias. Otra de las malas prácticas es la de tomar una noticia mala que ha salido en el diario o en los medios sobre la compañía y resaltar solo su lado positivo. Es mejor crear un nuevo comunicado, haciéndose cargo del error y proponiendo soluciones para enmendarlo.
  3. Mentir. Hay periodistas que se toman el trabajo de realmente llamar para cotejar la información. Si estamos mintiendo, podemos crear una avalancha de cartas documento, de información falsa y dañar la imagen de la empresa.
  4. No hacer la tarea. Si vas a enviar información, asegúrate de que la misma sea fresca y nueva. Esto se logra haciendo un poco de "Googleo" y ver si la misma información no ha salido en otro diario.
  5. Doblar la información. Enviar la misma gacetilla a dos periodistas de la misma oficina sin decirles es considerado una falta de respeto. No esperes que vuelvan a contestar tus llamados luego.
Estas son prácticas de sentido común que los expertos en Relaciones Públicas no tendrán problemas en seguir. No vale la pena quemar el prestigio propio como consultores o como licenciados, simplemente por cometer alguno de estos errores.

¿Te ha tocado enviar gacetillas?, ¿Qué resultados has tenido?, ¿Cómo puedes hacerlo mejor la próxima vez? Dejanos tus comentarios!

Vía PRDaily.com

0 comentarios:

Publicar un comentario